Gárgaras de agua salada para calmar la tos

Te recomendamos los remedios más efectivos para calmar la tos e incluso eliminarla por completo

Las gárgaras de agua con sal

Si la tos es producida por mocos, podemos tratar de reducirlos haciendo gárgaras con agua mezclada con sal. El efecto de la sal disuelve la mucosa, por lo que el sistema respiratorio hará menos esfuerzo para respirar correctamente. El agua no se debe tragar, solo hacer gárgaras con ella.

Gárgaras con agua salada 1

Cómo hacer gárgaras de agua sal

  • Añade 5 gramos de sal de mesa al vaso de agua y remuévelo.
  • Toma un poco de agua y haz gárgaras durante 8 minutos.
  • Repítelo el proceso unas 3 veces al día, ya verás como la tos se reduce drásticamente.

Consejos para evitar tener tos

Los expertos recomiendan esta serie de consejos que ayudan a prevenir la tos y los mocos:

  • Descansa lo suficiente durmiendo un mínimo de 7 diarias para no dañar el sistema inmunitario.
  • Cuídate, una dieta sana y evitar el alcohol y el tabaco te ayudará a sentirte mejor.
  • Manténte limpio, la falta de higiene sobretodo en las manos reducirá el riesgo de infección.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • Evita el contacto con personas resfriadas

Más remedios para calmar la tos

Normalmente solemos dar por hecho que el único remedio para las enfermedades son los medicamentos, y es cierto que aliviarán los síntomas, pero hay muchos remedios naturales alternativos y muy eficaces:

Calmar la tos con infusiones con miel

Infusiones con miel

Está demostrado que la miel actúa contra la irritación de garganta. Es por ello que la mayoría de caramelos contra la tos llevan miel. El limón también puede resultar beneficioso en menor medida.

Calmar la tos con vapor de agua

Vapor de agua y eucalipto

El calor reblandece la congestión de mucosa por lo que una olla hirviendo también puede hacerlo. Y si introducimos ciertas plantas, como hojas de eucalipto o menta, abriremos bastante nuestros pulmones.

Calmar la tos con una cebolla

Oler una cebolla

Las cebollas cortadas desprenden unos vapores que ayudan a combatir los mocos. En caso de no poder dormir por culpa de la tos, un plato con cebolla recién cortada junto a la cama puede conseguir que se calmar la tos.

Comparte este artículo en las redes sociales
Accede rápidamente
Valoraciones de los usuarios
5/5

A 31 visitantes le han gustado el artículo.